APRENDE A CREAR PALETAS ARMÓNICAS PARA TUS PROYECTOS TEJIDOS A MANO


A lo largo de estos años al frente de Bellota y también de Yedra, he observado que muchas veces el color con el que presentamos las muestras de la revista influye mucho en la recepción y en la percepción de la prenda por parte de las lectoras. El color es una de las partes más cautivadoras de nuestro hobby pero, también es un ámbito en el que muchas tejedoras no se sienten seguras. Por eso, emprendo una serie de posts sobre color que espero que os resulten interesantes. 

El color es un elemento de suma importancia en nuestro día a día ya que se encuentra presente en todas las facetas de la vida. Desde la comida o la ropa que vestimos hasta los colores que nos rodean en nuestro espacio de trabajo o nuestro hogar. 

El color puede influir tanto en nuestro estado de ánimo como en nuestro cuerpo a nivel físico, desde alterar nuestros nervios hasta darnos o quitarnos el apetito o relajar la vista. A nivel especial, los colores pueden aumentar la concentración o, incluso favorecer el ahorro de energía de un espacio. Por eso, comprender el color y usarlo de forma adecuada es importante para muchos aspectos del día a día. 
Además, el color es una herramienta de comunicación fundamental y, cómo bien sabéis, puede influir mucho en la percepción que tenemos de una marca o un producto. 
Por todas estas razones y por una mucho más importante que es aprender a elegir una paleta de color armónica para nuestros proyectos vamos a hacer una pequeña inmersión en las bases de la teoría del color y en el círculo cromático como una herramienta fundamental para trabajar nuestras paletas. 
FOTO 6 - Rueda de color - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas

EL CÍRCULO CROMÁTICO

El círculo cromático es un diagrama circular sobre el que se disponen los colores básicos y que nos ayuda a crear relaciones entre ellos. Estas relaciones son lo que se conoce como “armonías de color” y nos sirven para poder tomar decisiones a la hora de crear paletas para cualquier tipo de aplicación del color. 
Al mirar en profundidad la rueda de color, observamos que los colores primarios (rojo, azul y amarillo) están situados a una cierta distancia entre sí y que la mezcla de estos, es decir, los colores secundarios (púrpura, verde y naranja, formados 
 
por la mezcla de los colores primarios) se sitúan a medio camino entre los colores primarios.
Los colores terciarios son mezclas de un color primario y otro secundario, y rellenan los espacios restantes. Generalmente, este círculo está compuesto por 12 colores basados en el sistema RGB red, green and blue (rojo, verde y azul), aunque, en teoría podríamos incluir todos los colores posibles. En herramientas como Photoshop, InDesign o Canva podemos acceder a una rueda de color amplísima para poder jugar con muchísimos matices de color. 
-Explora la herramienta de Círculo Cromático en Canva. 

CONOCIENDO EL CÍRCULO CROMÁTICO


- Colores primarios: el rojo, amarillo y el azul. Son los colores básicos. No se pueden crear a partir de la combinación de ningún otro color y son la base principal para el resto de los colores del círculo cromático. 
FOTO 1 - Colores Primarios - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas
- Colores secundarios: surgen de la mezcla de los colores primarios. Son colores como el verde, que se obtiene de la mezcla del azul con el amarillo; el violeta que surge combinando el rojo y azul o el naranja que es el resultado de mezclar el amarillo y el rojo.
FOTO 2 - Colores Secundarios - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas
- Colores terciarios: surgen de las mezclas de los primarios con los secundarios y toman su nombre del color primario y su apellido del color secundario por ejemplo: el rojo anaranjado o el azul violáceo. 
FOTO 6 - combinación complementarios - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas

¿PARA QUÉ SIRVE EL CÍRCULO CROMÁTICO? 

El círculo cromático nos ayuda a comprender de un vistazo toda la gama de colores y tonos a la par que crea las principales relaciones entre las armonías de color más habituales. Es decir, cómo los colores funcionan entre sí. 
Estos diálogos que se producen entre cada color nos va a servir a nivel técnico y estético para formar paletas coherentes pero también para poder dotar a esas paletas de un sentido emocional ya que cada familia de color va a producir unas sensaciones diferentes. 

TEMPERATURA DEL COLOR


- Colores cálidos: situados en el lado rojo, amarillo y naranja de la rueda de color. Son ardientes, intensos y energéticos.
FOTO 3 - Colores Cálidos - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas
- Colores fríos: situados en el lado azul, morado y verde de la rueda. Son serenos, relajantes y tranquilos.
FOTO 4 - Colores Fríos - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas
La temperatura de los colores evocan distintas sensaciones, por eso es importante que cuando te sientes a elegir una paleta de color tengas en cuenta el estado de ánimo que deseas para esa prenda. Quizá es una prenda festiva o de acento y quieres llenarla de color o quizá es una prenda de fondo de armario que quieres poder combinar con todo y que produzca una sensación de serenidad. 
Partiendo de esta idea, selecciona tu color base y a partir de este elige los tonos y matices. 
Los matices o colores matizados son aquéllos que resultan de añadir negro o gris a los colores principales, de esta manera obtenemos colores mate o moody, dependiendo de la cantidad de negro que añadamos. 
Los pasteles, por su parte, son aquéllos que resultan de añadir blanco al tono principal. 
FOTO 6 - Colores Pasteles - Blog post Yedraknits - Paletas de color bonitas 
Como ves los colores permanecen en el mismo lugar de la rueda pero nos movemos en un distinto rango de luz. Esto nos puede ayudar con las combinaciones monocromas y análogas. 
 

PUNTO DE PARTIDA

Cuando nos ponemos a trabajar una paleta de color, generalmente partimos de una idea. Esa idea tendrá como centro un color al que vamos a llamar color clave. Podemos partir de un color primario, secundario o terciario, pero este color va a ser el “dominante” y en torno al cuál van a girar el resto de color de la paleta. Este color dará el “mood” a nuestra pieza y en base a el estableceremos las relaciones cromáticas de la paleta. 
COMBINACIONES DE ARMÓNICAS A PARTIR DEL COLOR CLAVE
¿Veamos cómo crear esas relaciones cromáticas y cómo orientar nuestra paleta?
Las armonías se pueden dar en distintos niveles de complejidad. Si aún te cuesta lanzarte a crear paletas, te recomiendo que optes por relaciones cromáticas sencillas como los degradados o los colores análogos. 
- Colores análogos: son aquellos que se encuentran a ambos lados del color de partida. Son combinaciones próximas a las que encontramos en la naturaleza y crean una armonía de color “serena”. Cuando los colores análogos están muy cerca del color clave podemos caer en una excesiva sensación de monocromía por eso, aunque nos “asuste” debemos tratar de ir un pasito más allá. 
Truco: haz una foto a los colores que has elegido y saca una foto con tu móvil. Edita esa fotografía y guárdala en blanco y negro. Si en la fotografía en blanco y negro no ves suficiente contraste, provablemente la pieza final se va a ver monócroma. 
- Monocromía: es una armonía de color compuesta por un solo color con diferentes intensidades o “tonos”. Este tipo de armonías son más conservadoras a priori pero, no dejan de suponer un reto ya que al no tener apenas contraste nos invitan a jugar más con las texturas. Este tipo de juegos pueden ser muy interesantes en chales o en tapices. 
Os dejo este clip de Billie Ellish para que comprendáis el tema de la monocromía y el efecto visual que tiene
 
 
- Colores complementarios: son los colores que se encuentran diametralmente opuestos en el círculo cromático. Son combinaciones armónicas pero muy contrastadas por lo que pueden resultar difíciles de manejar en un primer momento. Para rebajar ese contraste podemos jugar con el tono de ambos colores y con la cantidad de color que usamos de cada uno. Este tipo de armonía cromática se ve mucho en la pintura impresionista.
- Colores triádicos: este tipo de armonías es muy similar a la de colores complementarios pero jugando con tres colores que se sitúan a la misma distancia en el círculo cromático. El truco en este caso es elegir un color dominante y dos de acento y jugar con la cantidad de color que usamos para cada parte de la pieza. 
Para explorar la tríada y los colores complementarios podéis echar un ojo a este vídeo de Billie Ellish en el que se usan complementarios y triádicos de una manera magistral. 
Espero que con esta pequeña intro sobre color, podáis ir avanzando en la creación de paletas para vuestros proyectos tejidos a mano. 

¡Hasta otro día! 


Estos dos cursos de Doméstika son interesantes si te apetece aprender más sobre el color. 
Puedes acceder a un descuento del 10% por ser Patreon de Yedraknits desde el link y con el código:  YEDRAKNITS-LOVES

Leave a comment