¡HOLA, YEDRA!


Una de las cosas que me dejé en el tintero como Bellota, era rescatar mis ganas de escribir un blog. En 2019 me volqué en la Sori News pero siempre quise darle a Bellota un blog semanal en el que poder narrar la historia de la publicación. Quiero empezar este diario con un post de bienvenida porque, si algo me ha enseñado el 2020 es a dedicarle tiempo a las cosas y a hacer las cosas con tiempo. 

 

Tengo muchos proyectos abiertos y no sé con qué frecuencia podré escribir, pero… intentaré hacerlo, al menos, una vez al mes. 

 

Comencemos por el principio… 

 

Este número ha sido un número de cocción lenta en el que hemos puesto mucha intimidad; este año conseguí abrirme y explicaros que Bellota no es más que una parte de Soriknits y que siento la necesidad de hablaros de tú a tú y en primera persona. Este año, el 2020 saboteó nuestra sesión de fotos en marzo y tuvimos que colarnos en casa de Vane para poder hacer las fotos del que no sabíamos si sería un número 5, un número 1 o un trabajo a la deriva. Hoy sabemos que el rostro y la casa de Vane darán la vuelta al mundo en 2021. 

 

 

Cuando empezamos Bellota, pensamos mucho en ese futuro número 5, pensábamos cómo celebraríamos este número tan redondo. Pero, también hubo muchas ocasiones en las que yo sabía que ese número nunca llegaría… Lo que nunca imaginé es que sería porque todo tenía que cambiar de rumbo y que ese cambio de rumbo iba a ser tan gratificante. 

 

Portada Revista Bellota 1 - Jersey Chinquilho

 

El camino ha sido lento. Este número 1, por fin tiene ISSN y código de barras y es que Bellota ha sido un maravilloso ensayo general, una idea cuya ejecución ha superado hasta mis propias expectativas. Siempre dejando algo que mejorar… al borde del trampolín. 

Durante estos dos años han pasado más de 30 diseñadores por nuestras páginas, lectores que nos mandaron sus aportaciones y colaboradores que han hecho de BELLOTA el mejor fanzine de todos los que he hecho. Mi MBA personal y mi trabajo de fin de máster.

Pocas veces hablo de mi trabajo anterior pero, allí aprendí mi mantra: "progress over perfection". 

 

BELLOTA se ha hecho mayor y

tiene que decir adiós como marca y como proyecto

para dar paso a una nueva etapa. 

  

He buscado un nombre al que podamos tenerle el mismo cariño. Una planta todopoderosa y que se abre camino entre la maleza. Espero que ahora empecéis a mandarme fotos de hiedras frondosas y de árboles y fachadas arropadas por sus hojas. Espero que este nuevo nombre en color verde intenso y con olor a musgo os guste tanto como a mí. 

 

Ya no podremos decir #soybellota pero…

es que ahora… #SOMOSYEDRA 

 

  

¡Enhorabuena a toda la comunidad tejeril por este crecimiento constante que estamos experimentando juntos! 

 

Gracias por acompañarme, por tener paciencia, por confiar y por darme alas para hacer que este hobby sea cada vez más emocionante.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados