DISEÑO DE CHALES DE PUNTO - Aprende a tejer las formas básicas


Aprender a tejer chales en punto a dos agujas.

Siempre que me preguntan por qué me gusta tejer chales, digo lo mismo: “tejiendo chales se aprende mucho”. Y lo cierto es que diseñando chales también. Este año me he enfrentado a mis primeros chales y ahora mismo, estoy enganchada. Diseñar un chal es algo que siempre me había dado algo de miedo ya que yo estudié patronaje para prendas de punto y el diseño de chales es mucho más libre. 

Por este motivo, me resultaba aterrador sentarme a hacer cálculos sin tener unas referencias corporales como punto de partida. Pero, precisamente porque son formas más libres y porque no es tan estricta su relación de dependencia con las proporciones del cuerpo, es por lo que ahora mismo creo que es una prenda perfecta para diseñadoras principiantes.  O para enviar tu propuesta a revistas si no te sientes 100% seguro de cómo escalar muchas tallas. 

Por supuesto que hay chales complejísimos y que no todos los chales son fáciles de tejer o diseñar o incluso de escribir pero, es un buen punto de partida si quieres lanzarte y te da miedo escalar. 
 
Cómo siempre, este post es un punto de partida y me gustaría continuar la serie poquito a poco. Empezamos hoy con algunas de las formas más básicas para tejer chales y su explicación esquemática. 

INSPIRACIÓN

En nuestro post sobre Mood-Boards os explicábamos cómo empezar a trabajar desde un tablero de inspiración y como reunir tus diferentes referencias visuales en una sola imágen a la que volver durante el proceso de diseño. 
El punto de partida para un buen diseño puede estar en cualquier sitio, desde un cuadro de Rothko a un panel de azulejos en una fachada, pasando por el pelaje de un animal o las plumas de un pájaro. Cualquier referencia es válida si a ti te inspira. No te limites. 
Para su Chal Sotavento, Santa Pazienzia se inspiró en las velas de los barcos ondeando en alta mar. Para ella, nuestra propuesta sobre piratas y mensajes en una botella, se tradujo así. 
Chal con Calados a dos agujas revista Yedra
 
Y para su chal Picard, Laura Carrascosa se inspiró en las redes de los
pescadores. Al final, la inspiración puede llegar de cualquier sitio y, sólo tú puedes ponerle límites. 

¿CÓMO ELEGIR BIEN LA LANA? 

Hace poquito, hicimos un post breve sobre cómo elegir un hilo para tus proyectos o diseños, además de empezar una sección sobre hilados para darte a conocer los entresijos de los materiales con los que puedes dejar volar tu imaginación. 
El tipo de hilo con el que trabajes tendrá un impacto directo en tu diseño, así que tómate tu tiempo para elegirlo bien. Si no has diseñado antes, te diría que es recomendable que utilices un hilo con el que ya hayas tejido y trabajado antes. Un hilo con el que te sientas cómoda y familiarizada. De este modo, evitarás sorpresas desagradables a mitad de camino. 
Si buscas caída, te recomiendo elegir tencel, alpaca o seda. Sin embargo, estos hilos ceden mucho y debes tener claro qué tipos de puntada usar para que tus prendas no dupliquen su tamaño con el uso y los lavados. Las lanas tipo lopi o rústicas darán cómo resultado tejidos resistentes y recios pero no conseguirás nada de caída, así que, si los usas para chales debes pensar en prendas y tipos de puntadas que no otorguen aún más consistencia al tejido. 

Chal tejido en ganchillo Sotavento de Santa Pazienzia

CONSTRUCCIONES BÁSICAS

Cómo decíamos más arriba, cada vez existen más patrones de chales complejos con formas, trenzas y encajes muy elaborados pero las formas más sencillas y el punto bobo pueden ser tus mejores aliados si quieres lanzarte al mundo del diseño. 

 

TRIANGULAR 

La forma triangular, permite muchos juegos de direcciones y líneas, por eso es una de mis construcciones favoritas. 
Desde empezar con 3 puntos e ir aumentando solo a uno de los lados a formas de cometa como esta de Andrea Mowry o esta otra de Joji. 
Para tejer un chal triangular básico puedes simplemente hacer 4 aumentos en las vueltas del derecho. Con esta secuencia: 
Monta 9 p mediante el método de montaje de lengüeta. 
Colocación de marcadores: 3d, pm, 1r, pm, 1r, pm, 1r, pm, 3d.
Vta 1 (LD): 3d, dm, laz, derecho hasta el M, laz, dm, 1d, dm, laz, teje punto derecho hasta el M, laz, dm, 3d. (4 p aum).
Vta 2 (LR): 3d, dm, revés hasta el M, dm, 3d.
Rep. las vtas 1 y 2 hasta que hayas alcanzado la medida deseada o hasta que tengas aprox. 50 p en las agujas. 
Te invito a unirte y a ver las grabaciones de #losdirectosdeyedra para ver en directo cómo vamos construyendo un chal triangular muy sencillo. O a descargar este patrón tan básico y bonito de Stephen West y que es gratuito en Ravelry. 

MEDIO CÍRCULO

Para crear un chal de medio círculo: trabaja 2 aumentos en la primera vuelta de aumentos y 4 aumentos en la segunda. Repite la secuencia de 4 en 4 vueltas, haciendo un total de 6 aumentos por cada 4 vueltas. 
Coloca un marcador a un tercio y dos tercios de la vuelta para saber dónde realizar los aumentos y sigue estas instrucciones: 
Vta 1: 1d, aum, D hasta la última puntada, aum, 1d.
Vta 2 1d, aum, derecho hasta el M, aum, dm, derecho hasta el M, aum, dm, derecho hasta el M, aum, d1.

CÍRCULO 

Para un chal de círculo completo trabajado desde el centro hacia afuera, teje 8 aumentos cada cuatro vueltas. 
Coloca los marcadores a un cuarto del total de la vuelta, en el punto central y a tres cuartos del total de la vuelta. 
Vta de aumentos: 1d, aum, derecho hasta el marcador, aum, 1d, aum, derecho hasta el marcador central, aum, 1d, aum, derecho hasta el marcador, aum, 1d, aum, derecho hasta el marcador aum, 1d.

CUADRADO

Para crear una forma cuadrada, trabaja desde el centro hacia afuera haciendo 8 aumentos en vueltas alternas.  
Coloca los marcadores de la misma manera que para un chal de círculo completo.
Los aumentos se hacen exactamente igual que el chal circular pero en vueltas alternas y no cada 4 vueltas. 
FOTOS POST Yedraknits Aprender a tejer chales en punto a dos agujas
El Chal Venus de Marion Em
es una estola al bies y su patrón está incluido en el libro: 52 Weeks of Shawls.

VARIACIONES BÁSICAS 

PI CIRCULAR 

El chal Pi circular se hizo famoso en el Knitter 's Almanac de Elizabeth Zimmermann. 
En este tipo de chal los aumentos se hacen en intervalos regulares dónde se dobla el número de puntos. 
Lo más habitual es que, además, el número de vueltas también se duplique en cada sección. 
Ejemplo: si empiezas con 3 puntos y aumentas a 6 puntos en la 4ª vuelta, en la 8ª vuelta aumentarás a 12 puntos y a 24 puntos en la vuelta 16. Y así sucesivamente.

ESTOLA AL BIES

Además de las estolas rectangulares como el Chal Lemon Curd de Bellota 3. Otra forma muy interesante es la estola rectangular tejida al bies. En la que se van haciendo aumentos a un lado y disminuciones al otro para inclinar la dirección de los puntos. Un ejemplo de esto es el Vector de Tanis Lavallee.

 

Recomendaciones sobre eventos tejeriles con chales: 
Cada cierto tiempo Aroha Knits crea su reto gratuito: “5 shawls, 5 days” en el que explica vía email como hacer 5 formas diferentes de chales, una cada día. En cada edición las formas cambian siempre se aprende algo nuevo. 
Y también Pim Pam Teje tiene un curso online para poder aprender a tejer distintas formas de chales.
Y en octubre Stephen West lanza su Mystery Kal anual en el que miles (sí, miles) de tejedores de todo el mundo tejen al mismo tiempo una creación misteriosa que se va desvelando por pistas. 
Estamos seguras que este año, será el año de los chales. El libro 52 Weeks of Shawls de Laine Publishing ha sido un rotundo éxito y sus diseños serán de lo más tejido de 2021. 

¿A qué esperas para tener tu copia? 

 

 

Nos vemos en la próxima entrega sobre diseño de chales y cada viernes en directo a las 10:30h en nuestro canal de Youtube y en Twitch. 

Si te ha gustado este post y crees que te ha enriquecido como tejedora puedes agradecérnoslo con el precio de un café en nuestra plataforma Ko-fi

 

Banner Happy Knitting


Dejar un comentario